Ulises y los límites de la astucia

La Odisea es fuente de muchas analogías y consejos de sabiduría, y el regreso de Ulises a Ítaca también tiene un aspecto de viaje interno. De acá es de donde salen el famoso “cantos de sirenas” y el no tanto “entre Caribdis y Escila”. Ulises quien “triunfa gracias a su astucia y su paciencia habla muy bien y miente muy bien cuando es oportuno, y su empresa no es en extremo imposible”. El último héroe antiguo y el primero de los modernos, decía Horkheimer. Uno de sus epítetos era polytropos Odysseús o “Ulises el de las muchas vueltas o muchos trucos”. En circunstancias normales, el viaje de Troya a Ítaca suponía sólo unos cuántos días en un barco mediano… sin embargo a Ulises le tomó diez años. Y es justamente su astucia la que, cuando se convertía en hybris (soberbia), le jugaba en contra. Seguir leyendo

Anuncios

Acto rético

Si el significado de las palabras sólo puede ser preguntado en el contexto de una oración y esta oración deriva sus condiciones de verdad de la proposición expresada, entonces la acción realizada es irrelevante para el contenido literal (de hecho, existe el “contenido literal”). Entonces, quien estudia el lenguaje natural tendrá que ver como lo que hay detrás de aquella proferencia en realidad es una oración… y mientras más se asemeje o explicite la oración tipo, más perfecta. Básicamente una forma de platonismo.

Sin embargo, si la unidad de análisis es el acto de habla y no una oración tipo, el acto de proferir una proposición mediante una oración es nombrado como acto rético (misma raíz que ‘retórico’). Sin embargo, el acto rético está constituido por femas, palabras constitutivas que poseen algún grado de sentido y significado. Estas palabras a su vez son ruidos que pertenecen o están como a un cierto vocabulario en una cierta construcción. La utilización de ruidos según reglas de uso gramaticales constituyen las palabras. Así, esto vendría siendo una forma de aristotelismo, o más bonito: hilemorfismo.

Para poder sintetizar la idea tuve que hacer un dibujo. Las cosas con dibujos siempre son más amenas de leer.

NuevoDocumento 22_1

Acto rético. “Circunstancias de emisión de una proferencia del grupo A”. How to do things with words, p. 92

Diversity, linguistics and domination: how linguistic theory can feed a kind of politics most linguists would oppose

History and Philosophy of the Language Sciences

Nick Riemer
University of Sydney & HTL, Université Paris-Diderot

Riemer illustration 1 Antonio Gramsci, a co-founder of the Italian Communist Party and one of the twentieth century’s most prominent intellectuals. Gramsci studied linguistics and wrote about linguistic topics throughout his life. ‘Study, because we’ll need all your intelligence’.

What connections might linguists’ professional activities have to politics? Most recently, the question has been posed by the collective self-dismissal of the Lingua board and the journal’s metamorphosis into the open-access Glossa – a welcome attempt to break the monopoly of profiteering multinationals over the dissemination of research. Initiatives like Glossa or Language Science Press are much-needed, and all too rare, instances of scholarly activism against the widespread ‘enclosure’ of knowledge characteristic of our age (Riemer forthcoming). As such, they are compatible with the ‘vague form of liberal progressiveness’ that Hutton (2001: 295) has identified as the ethos of contemporary linguistics. But how might other

Ver la entrada original 5.141 palabras más

Fetichización y lenguaje. Marx, Wittgenstein y semántica.

Como el dinero, en cuanto concepto existente y activo del valor, confunde y cambia todas las cosas, es la confusión y el trueque universal de todo, es decir, el mundo invertido, la confusión y el trueque de todas las cualidades naturales y humanas. (Manuscritos Económicos y Filosóficos de 1844 §XLI Marx)

Y esto es verdad.—En vez de indicar algo que sea común a todo lo que llamamos lenguaje, digo que no hay nada en absoluto común a estos fenómenos por lo cual empleamos la misma palabra para todos —sino que están emparentados entre sí de muchas maneras diferentes. Y a causa de este parentesco, o de estos parentescos, los llamamos a todos «lenguaje» (Investigaciones Filosóficas §65 Wittgenstein)

Wittgenstein utiliza una analogía entre el ajedrez y el uso de las expresiones lingüísticas. No son las cualidades materiales de la pieza lo que hace posible que la individuemos como peón o rey. Por ejemplo, no es relevante si la pieza está hecha de barro u oro, si está frente a nosotros constituido por moléculas o pixeles en una pantalla; lo que hace que una pieza sea tal es el conjunto posible de movidas a realizar. Si no movemos la pieza como estipulan las reglas del ajedrez, entonces estamos jugando otro juego. De este modo, ese peón en frente tenga el poder eliminar del tablero al rey, sino que es por poder hacer ese movimiento (dentro de un conjunto de posibles movidas) lo que hace posible identificarlo como peón. Seguir leyendo