Lenin y la Asamblea Constituyente

Si bien es cierto que la Asamblea Constituyente es uno de los momentos más altos que pueden alcanzarse dentro de los marcos de una democracia burguesa y liberal, esto no justifica que se piense en términos justamente liberales. Si se hace una asamblea constituyente es para ganarla, y para las clases subalternas. Nada sacamos con impulsar la consigna para que luego sea la farsa de la tragedia que fue el pacto de la transición. Sobre esto, Lenin tiene algo que decirnos. Si bien en Rusia luego la asamblea constituyente fue reemplazada por la consigna “todo el poder a los soviets”, la centralidad siempre fue la política y la capacidad de conducción de las clases subalternas del proceso. Guardando las diferencias históricas, tales como el tipo de Estado que había allá y las condiciones de la latente guerra civil, Lenin, que es acusado por mencheviques y reformistas varios de oponerse a la asamblea en cuestión de manera absoluta, argumenta que el punto no es tanto si se realiza el acto, sino que es si efectivamente el pueblo es representado y es capaz de impulsarla y conducirla:

He atacado al Gobierno provisional por no haber señalado un plazo, ni próximo ni remoto, para la convocatoria de la Asamblea Constituyente, limitándose a simples promesas. Y he demostrado que sin los soviets de diputados obreros y soldados no está garantizada la convocatoria de la Asamblea Constituyente ni su éxito posible. ¡¡¡Y se me imputa ser contrario a la convocatoria inmediata de la Asamblea Constituyente!!!

Seguir leyendo

Lenin: Una Impresión – Por Bertrand Russelll

Russell y LeninEs común que a los filósofos analíticos los consideren parte del liberalismo político, y en parte está justificado: los filósofos analíticos dedicados a la filosofía política que han tomado posturas de izquierda no liberales son pocos y más bien son conocidos autores tales como Rawls. Pero, por otra parte, la relación de los filósofos analíticos con los movimientos de izquierda en ha tenido, en una cantidad no menor, una estrecha relación, por ejemplo, Otto Neurath, uno de los fundadores del Círculo de Viena y del positivismo, “incluye con vigor, en la teoría y la praxis, la idea de una planificación. Ésta se extiende de la economía de guerra, la socialización plena, el movimiento de asentamientos y el de cooperativismo al concepto de una planificación de la libertad en una sociedad humana cosmopolita, donde funcionaría una ciencia democrática con formas de producción no capitalistas y colectivas” (Stadler 2011, p. 515), quien conformaba también el grupo llamado “Movimiento Vienés en pro de la Educación popular” y la “Comunidad de Trabajo Socialista para la Economía y la Política (SAWUP)”: en el primero entre sus integrantes se encontraban el filósofo Victor Kraft, el matemático Hans Hahn y el matemático, físico y filósofo Friedrich Waismann entre otros.

Un caso quizá un poco más conocido de apoyar a los movimientos progresistas es el filósofo Bertrand Russell, quien se hizo famoso por ser la cara de un movimiento pacifista durante la Primera Guerra mundial. No obstante, fue el mismo al que le publicaron un escrito en la revista crítica de la Habana haciendo un llamado a los revolucionarios a celebrar e imitar el ejemplo de Hồ Chí Minh en Vietnam, y que estaba entusiasmado por el proceso de la Revolución Rusa. Aquí les comparto una traducción de un texto de Bertrand Russell (Lenin: An Impression) ante la muerte de Lenin, que es del tipo de textos que al tradición analítica (más bien, las visiones imperantes en la academia) suelen ignorar o derechamente desconocer. Seguir leyendo

Lysistrata y el día de la mujer

Ayer recordaba la comedia griega ‘Lysístrata’ de Arstófanes, la cual ocurre durante la guerra del Peloponeso entre Atenas y Esparta y que fue presentada en el siglo LysistrataV A.C un par de años luego de tal guerra: Lysístrata, consciente de que la guerra la realizan los hombres y no las mujeres, se contacta con mujeres jóvenes y viejas, tanto de Atenas como Esparta, y realiza una asamblea en donde deciden realizar una huelga sexual para acabar con la guerra. Al mismo tiempo, las mujeres viejas se toman la Acropolis para así generando problemas de abastecimiento a los soldados. En parte, el nombre es explicativo: “Lysístrata” se podría traducir como “la que desata (deshace) ejércitos”. Seguir leyendo