Producción social del conocimiento, cognición extendida y materialismo histórico

La naturaleza no construye máquinas, ni locomotoras, ferrocarriles, telégrafos eléctricos, hiladoras automáticas, etc. Son éstos productos de la industria humana: material natural, transformado en órganos de la voluntad humana sobre la naturaleza o de su actuación en la naturaleza. Son órganos del cerebro humano creados por la mano humana: fuerza objetivada del conocimiento. El desarrollo del capital fixe revela hasta qué punto el conocimiento o saber social general se ha convertido en fuerza productiva inmediata, y, por lo tanto, hasta qué punto las condiciones del proceso de la vida social misma han entrado bajo los controles del intelecto colectivo [general intellect] y remodeladas conforme al mismo. Hasta qué punto las fuerzas productivas sociales son producidas no sólo en la forma del conocimiento, sino como órganos inmediatos de la práctica social, del proceso vital real.

(Karl Marx 1958, Cuaderno 7 de los Grundrisse ‘Contradicción entre base y desarrollo de la producción’)

Siete Lecciones de Grecia, por Bue Rübner Hansen

Desde que tomó el poder, Syriza no ha aceptado lo que ha sido impuesto, sino que ha luchado por crear un nuevo escenario político.

por Bue Rübner Hansen* 19 de Febrero de 2015

Durante años, las fuerzas radicales en Europa sólo han podido resistir a las políticas de austeridad, raramente involucrándose en estrategias ofensivas de acción y pensamiento, y siempre desde afuera del gobierno. Pero el 6 de Febrero, cuando miles sem anifestaron en favor del nuevo gobierno griego, en frente de un parlamento abierto y sin policía, era claro que algo significativo había cambiado.

En palabras del miembro del comité central de Syriza Stathis Kouvelakis, hay un “ánimo de movilización difundiéndose, de dignidad recuperada, de un deseo tanto por apoyar al gobierno frente al chantaje y de poner presión a este para detener cualquier retirada.” En contra de la insistencia de Alemania de que “las elecciones no cambian nada,” en contra de los temores izquierdistas de que el gobierno se verá forzado a retroceder inmediatamente, Syriza pareciera haber abierto un espacio para una alza en la lucha en contra de la hegemonía neoliberal en Europa.

La nueva administración aún puede retroceder, venderse, o perder en muchos sentidos, y sus oponentes pueden ser exitosos en cerrar el espacio abierto desde la elección. Pero tenemos que recordar las impresiones y lecciones de estas semanas — sin importar qué tan efímeras puedan resultar ser— porque testifican algo raro: una invención política. Syriza ha convertido la mera posibilidad de una política anti-troika en una práctica concreta. Haciendo esto, han forjado un camino que es relevante para las fuerzas anti-austeridad en el resto de Europa.

Las lecciones más abajo no nos dicen nada respecto a estrategias ganadoras, sino que sólo respecto a la creación del espacio para la creación de estrategias. Este espacio es uno chico, y depende de la movilización del movimiento social y del éxito electoral.

La estrategia misma está limitada a la meta de corto plazo de reestructurar la deuda griega y de terminar con la austeridad. Incluso si no es un plan a largo plazo para la transformación social, ha forjado un nuevo escenario político en el cual tales estrategias de transformación social puedan imponerse a sí mismas como algo más que proyecciones ideológicas abstractas. En un año en donde una victoria de Podemos en España es una clara posibilidad, es vital que entendamos como Syriza ha logrado crear grietas en la edificación neoliberal de Europa.
Seguir leyendo

Lenguaje y Política, por Bharath Vallabha

Discutiendo su investigación en su podcast, Jason Stanley dice lo siguiente:

Esencialmente me capturó [en los inicios] los temas de la teoría del significado: verdad y significado, y verdad y referencia. Y quería discutir en mi trabajo en la filosofía del lenguaje que había formas más sistemáticas de entendernos los unos a los otros. Y que pueden ver una conexión aquí a preguntas de los fundamentos de la teoría social democrática. ¿Es posible el discurso público? ¿Es posible el discurso objetivo? ¿Estamos para siempre en malentendidos? ¿O hay acaso una estructura cristalina de al comunicación que puede servir como un medio compartido para aprehender los pensamientos de los otros? Así que era esa imagen la cual yo defendía en mi trabajo previo en la filosofía del lenguaje. Y siempre buscaba algún tipo de método para pensar sobre las preguntas que fundamentalmente me movían, las cuales me he venido a dar cuenta que son preguntas en la filosofía social y política.
Y … seis, siete años luego en mi carrera como profesor, me he dado cuenta que la filosofía del lenguaje no me estaba dando los recursos suficientes para agarrar este tipo de preguntas. Y así, yo nunca había tomado un sólo curso de pregrado o de posgrado en epistemología. Ni si quiera uno… me volví seriamente a la epistemología luego de que me dieran la titularidad y escribí mi primer libro sobre epistemología, lo cual la gente encontró extraño dado a que hasta ese entonces yo sólo había publicado sobre filosofía del lenguaje. Realmente pensé que la epistemología iba a ser crucial para la comprensión de algunas de las cuestiones sober el conocimiento y el poder sobre las que pensaba. Así que llegué a la epistemología queriendo respuestas a preguntas tales como, “¿cómo interactúan las autoridades práctica y epistémica?” Esta pregunta es muy central para la filosofía política, especialmente la social y política. La autoridad práctica le da a las personas un cierto tipo de ventaja epistémica. Así, mi primer libro fue titulado “Conocimiento e Intereses Prácticos” [Knowledge and Practical Interests] y trata sobre la relación entre conceptos prácticos, tales como intereses y conocimientos prácticos. Así que ahí estaba yo intentando agarrar en un modo apolítico algo que es un tema central en la fiosofía social y política.

Esta es una historia bastante interesante la cual hace surgir muchas preguntas. Una pregunta que surge es: ¿Cuál es la relación entre la filosofía analítica del lenguaje/epistemología (Davidson, Dummet, Gettier y así) y la teoría social (Arendt, Habermas, Dewey, y así)?

Un modo de entender los comentarios de Stanley es que la filosofía del lenguaje subyace a la teoría social. Según esta visión, la filosofía del lenguaje se preocupa por los aspectos más básicos de la comunicación, los aspectos más universales y fundamentales del uso lingüístico. Se abstrae del alboroto de la sociología o de la antropología, y considera los patrones intrínsecos del acto comunicativo. Y esto es por que puede ser conectada con la teoría social, porque ver la estructura fundamental del lenguaje ayuda a elucidar aquellas características de contextos más comunes e intuitivos tales como prácticas democráticas o estructuras jerárquicas de la vida cotidiana.

Pero hay una pregunta obvia para este punto de vista: ¿así que para hacer teoría social es benéfico que uno primero dedique una década o dos pensando sobre los debates entre Davidson y Dummet respecto a cómo debe verse una teoría del significado, o sobre Kripke y Searle sobre los nombres propios? Esto me parece inadecuado. Es difícil para mí ver cómo pensar respecto a si los nombres propios tienen sentido nos va a ayudar a pensar sobre las dinámicas del poder dentro de las democracias. Esto, es de suponerse, es por que en ninguna clase de filosofía del lenguaje o de epistemología que yo tomé algun vez se haya hecho la conexión. Parece tan extraño como decir que es por que la metafíscia se preocupa de los asuntos fundamentales del tiempo y la matería, que entonces puede ayudar a iluminar asuntos no sólo en la filosofía de la física, sino que a la física misma. Seguir leyendo

¿Está Syriza retirándose?, por Stathis Kouvelakis

varoufakis negociaciones jacobin mag

Ministro de Finanzas Griego Yanis Varoufakis luego de negociaciones con los acreedores europeos. greeknewsagenda / Flickr.

Las últimas noticias desde Europa no son buenas. Syriza pareciera estar dando marcha atrás en las negociaciones y Alemania está buscando la rendición total.

por Stathis Kouvelakis*

Para emplear un cliché desgastado, “los tiempos son críticos”. De hecho, son más que eso: estamos en el borde de una crucial secuencia temporal. Todos los esfuerzos de un gobierno de Syriza serán juzgados según su reacción a los chantajeos y ultimatums sin precedentes que está recibiendo trágicamente de sus mal llamados “socios” europeos.

Y las noticias desde la primera línea no son placenteras. Con certeza, es muy dificil tener una visión clara respecto al estado actual de las negociaciones –“negociaciones” siendo un oximorón dada la escarpada asimetría en el balance de las fuerzas, y por el hecho de que un lado tiene una pistola (el Banco Central de Europa) apuntándola a su cabeza. Lo que es claro, sin embargo, es que el gobierno griego ha retrocedido en aspectos cruciales, especialmente respecto a sus compromisos hacia las personas que los pusieron en el cargo.
Seguir leyendo

Confesiones de un Marxista Errático en Medio de una Repugnante Crisis Europea, por Yanis Varoufakis

[En mayo de 2013 tuve el placer de dirigirme ante el 6° Festival Subversivo en Zagreb sobre este tema. Tan sólo ahora es que he podido escribir aquella charla y expandirla en algunos sentidos significativos [1]]

RESUMEN

Europa está experimentando una depresión que difiere substancialmente de una recesión capitalista ‘normal’, del tipo que se supera a través de un apretón a los salarios que ayuda a restaurar la rentabilidad. Este deslizamiento duradero hacia una depresión asimétrica y desintegración monetaria, pone a los radicales en un dilemma terrible: ¿debiésemos utilizar esta crisis capitalista que se da una vez en cien años como una oportunidad para hacer campaña para el desmantelamiento de la Unión Europea, dada la entusiasta aquiescencia de ésta por las políticas neoliberales y su credo? ¿O debiésemos de aceptar que la Izquierda no está lista para un cambio radical y hacer campaña, en cambio, por estabilizar al capitalismo Europeo? Este artículo argumenta que, por muy inapetente que puedan sonar las últimas proposiciones en los oídos del pensador radical, es la labor histórica de la Izquierda, en esta coyuntura particular, estabilizar al capitalismo; salvar al capitalismo europeo de sí mismo y de los vanos manipuladores de la inevitable crisis de la eurozona. Sobre la base de experiencias personales y su propio viaje intelectual, el autor explica por qué Marx debe permanecer central en nuestro análisis del capitalismo, pero también que debemos de mantenernos ‘erráticos’ en nuestro marxismo. Además, el artículo explica por qué un análisis marxista tanto del capitalismo europeo como de la condición actual de la Izquierda, nos compele a trabajar en pos de una coalición amplia, incluso con derechistas, con el propósito que ha de ser la resolución de la crisis de la eurozona y de la estabilización de la Unión Europea. En resumen, el artículo sugiere que los radicales debiesen, en un contexto de desenvolvimiento de calamidad de Europa, trabajar en pos de minimizar el trabajo humano, reforzando las instituciones públicas de Europa y, por lo tanto, comprando más tiempo y espacio en el cual desarrollar una alternativa genuinamente humanista.

Palabras claves: Crisis de la Eurozona, criticismo inmanente, dialéctica, Marxismo.
Seguir leyendo

Sobre las castas y las relaciones de clase

Obtenida desde http://krishna.org/the-indian-caste-system/

Las cuatro castas tradicionales: brahmines, kshatriyas, vaishyas y shudras.

Como varios me conoceran, me encanta lo que es la historia y en general el pensamiento de la India antigua; también la política… y también que tengo un tesis que hacer, pero que soy dado a la procrastinación y al acceso. Así que, en una síntesis, les comparto algo que he estado pensando en los últimos días y de lo cual tengo ganas quizá de escribir algo, dice del sistema de castas y los conflictos de clase en relación con la socialización de la política.

En la India antigua la sociedad estaba dividida en castas. Éstas estaban determinadas por nacimiento y justificadas por la religión: cada casta ocupaba su lugar natural en el orden social según el mito fundacional que las ponía en relación con la divinidad; la promesa de la movilidad social era transversal en el tiempo y el mérito acumulado en una vida encontraba su paga en la próxima vida con la posibilidad de nacer en una casta más alta. Finalmente, las castas eran el modo de distribución en la administración del poder y actuaban como aparato ordenador de la sociedad civil (hoy en día las castas continúan existiendo como modo de opresión, y vinculación al poder, pero pasado por procesos de modernización propios del capitalismo contemporáneo). Seguir leyendo

8 sorprendentes hechos sobre la Universidad de Nalanda

[Me gusta estar siempre leyendo sobre la India antigua y esta vez me pillé con una recopilación interesante de datos sobre la Universidad de Nalanda, que fue fundada hace más de 2 milenios. Modernidad antes de la modernidad. La India Antigua  y la socialización de la producción del conocimiento: la Universidad de Nalanda, respecto a su democracia, tenía de lo más cercano a cogobierno que conocemos: “de acuerdo a los escritos de Yijing, los asuntos de administración y debates en la Universidad de Nalanda requerían una asamblea de todos, incluyendo a los monjes residentes y el consenso de la decisión era logrado en conjunto, con todos estando presentes en la asamblea.” Y así, seremos OCDE y todo, pero podría decirse que hace dos milenios tenían una estructura que era más democrática y hasta más moderna que la que hay hoy en día en Chile.]

La Universidad de Nalanda, fundada por monjes budistas al rededor de hace 2.500 años, fue un centro extraordinario de excelencia para el arte y el aprendizaje. Se mantuvo así por un periodo de al rededor de 700 años, comenzando desde el siglo VI hata fines del siglo XIII A.D. La palabra ‘Nalanda’ se deriva de una combinación de tres palabras sánscritas: Na + Alam + Daa, las que significaban ‘regalo de conocimiento sin cese‘. Eso es exactamente lo que los eruditos practicaban aquí en Nalanda hasta hace 700 años cuando fue destruída. Cuando Nalanda estaba en su epítome, albergaba al rededor de 10.000 gloriosos estudiantes y 15.000 profesores en facultades conocidos mundialmente. Los estudiantes que realizaban sus estudios no eran solamente budistas; ellos eran parte de variadas otras creencias culturales y religiosas. La educación era completamente gratis aquí y esa es la razón principal de llamarle Nalanda al lugar, la palabra ‘Daa’ al final de Nalanda es la abreviación de ‘Daana’ qué significa ‘regalo’. La Universidad de Nalanda sin dudas era algo que los indios estaban y estarán orgullosos por generaciones futuras. Pero ¿crees que necesitas más respecto a la Universidad de Nalanda? Continúa leyendo sobre los 8 sorprendentes hechos de esta universidad. Seguir leyendo

El marxismo sin dialéctica

Cuando tenga tiempo, me gustaría escribir algo en respuesta a esta entrada. Astarita creo que no evalúa correctamente el aporte del marxismo analítico, ni lo entiende en su contexto (y el por qué de sus argumentos). Un libro bueno al respecto es el de Andrew Levine (2003) ‘A Future for Marxism?: Althusser, the Analytical Turn and the Revival of Socialist Theory’, en donde pone en su contexto al marxismo analítico en contraste con una de las corrientes principales, la obra de Althusser. Ambos entendidos como respondiendo a una constricciones ambientales políticas.

Rolando Astarita [Blog]

A partir de las notas recientes sobre dialéctica aparecieron algunos comentarios que cuestionaron la utilización de la dialéctica en los análisis marxistas. El propósito de esta nota es mostrar que las críticas que se enviaron al blog se inscriben en una larga tradición que sostuvo que el marxismo debía ser depurado de la dialéctica. No pretende ser una revisión exhaustiva, sino ayudar a ubicar las características principales de esta tradición, y sus principales planteos, en la esperanza de que anime a los lectores a interesarse en estas cuestiones. Es a ese fin que cito una bibliografía bastante extensa, incluyendo algunos textos que defienden el punto de vista opuesto al de los autores críticos de la dialéctica. En futuras notas trataré en particular algunas de las cuestiones planteadas por el “marxismo sin dialéctica”.

El rechazo de la dialéctica en la Segunda Internacional

A pesar de que Marx planteó que la dialéctica…

Ver la entrada original 5.670 palabras más

Métodos de discusión en ámbitos de izquierda

Rolando Astarita [Blog]

Reproduzco, con apenas alguna modificación, un texto que escribí en diciembre de 2006. El mismo es motivado por las formas de polemizar que aparecieron en algunos “Comentarios”.

Una de las cosas que más daño ha causado a los movimientos de izquierda, en particular a los que se reclaman marxistas, han sido las formas y métodos mediante los cuales se “zanjan” los debates políticos e ideológicos. Es un hecho común que ante diferencias se lanzan invectivas injuriosas y calumnias del más diverso tipo. Para no generalizar en abstracto, presento ejemplos tomados de mi experiencia personal. Por caso, cuando critiqué la apología de Hebe Bonafini a los ataques a las Torres Gemelas, y su apoyo a Bin Laden, fui acusado por la propia Bonafini de ser un “agente del gobierno Radical para destruir a la Universidad de las Madres”. Esta acusación fue apoyada por grupos de izquierda, e incluso por…

Ver la entrada original 1.616 palabras más

Productividad, “¿payasada burguesa?”

Maestría del trabajo y no retroceso. De eso se trata.

Rolando Astarita [Blog]

En varias partes de la nota “Cuba: crisis, globalización y giro al mercado”, subrayé que la baja productividad está en el centro de las dificultades de la economía cubana (y en general, de cualquier programa de construir el socialismo en un solo país, y atrasado). El problema ha sido reconocido por el gobierno, el Partido Comunista y la Central de Trabajadores de Cuba. En una próxima parte de la nota volveré al tema. Mi planteo es que la baja productividad no solo es producto del atraso tecnológico, sino también está afectada por la relación de la clase obrera con los medios de producción; relación que es mediada por la administración burocrática.

Pues bien, en la sección “Comentarios” de este blog, un defensor de los modelos burocráticos stalinistas sostuvo, en crítica a mi enfoque, que la cuestión de la productividad es “una payasada burguesa”, propia de los economistas defensores del capitalismo…

Ver la entrada original 412 palabras más